El final del verano, llegó. ¿Y la maleta qué?

El final del verano, llegó. ¿Y la maleta qué?

El final del verano llegó, como diría uno de los dúos más famosos. Parece mentira pero un año más se han terminado las esperadas vacaciones. Y no sólo eso. Además en estos últimos coletazos del verano vemos como empiezan a acortarse de nuevo los días y cómo refrescan las mañanas. Por todo esto empezamos a tener la cabeza puesta en el cambio de temporada y la vuelta al cole. De todas formas no nos adelantemos porque acabamos de llegar de nuestros días de descanso y ahora tenemos que poner lavadoras y guardar maletas.

En este nuevo post te vamos a dar algunos consejos de cómo has de almacenar y guardar tus maletas y bolsas de viaje para que el año que viene las vuelvas a tener listas de nuevo. Empezamos!!.

  • Vacíalas y revisa que, tanto en el interior como en el exterior, todo se encuentre correctamente. Cuando no viajamos con nuestro propio coche, en algunas ocasiones las maletas no son tratadas como lo haríamos nosotros y podríamos encontrar algún golpe o arañazo. Existen diferentes productos en el mercado que ayudan a corregir estos desperfectos como lubricantes y otros productos especializados. Hemos de tener especial interés por las ruedas y cremalleras. Normalmente estas requieren de un cuidado extra ya que son un elemento básico para el correcto uso de la misma. Lubrica las ruedas y aplica un poco de vaselina en las cremalleras.
  • La ventilación es otro de los puntos básicos para el buen mantenimiento de tus maletas. En ocasiones adquieren ciertos olores y antes de guardarlas es conveniente hacer que éste desaparezca. Si el olor persiste puedes rociarlas con algún producto antiolor. También puedes recurrir a remedios naturales, como una bolsita de bicarbonato de sodio, carbón vegetal o plantas aromáticas como lavanda o hierbabuena.
  • A continuación hemos de limpiarla tanto en su interior como en su exterior. El interior lo podemos aspirar con un aspirador y el exterior con una bayeta y un poco de agua con jabón o lavavajillas. Introduce las maletas o bolsas de viaje de menor tamaño dentro de las grandes. Las maletas que queden en contacto directo con el espacio, puedes envolverás con papel film transparente. Además, si compras un rollo grande piensa que tal vez la próxima vez que vayas a volar con ellas, podrás envolverlas una vez llenas y evitarte así el coste de hacerlo en el aeropuerto.
  • Por último, hemos de buscar un espacio de almacenaje, libre de humedades. Si no dispones de un lugar protegido de la humedad protégelas con productos secantes. Si en tu casa no dispones de espacio para ello puedes alquilar un trastero. En Cenema Espai disponemos de trasteros de diferentes tamaños que podemos ajustar en función a tus necesidades. Aquí tus maletas, neveras y sillas de playa, mobiliario de camping, etc., no te ocupará sitio en casa. Llámanos ahora y consigue más espacio al mejor precio.
No Comments

Post A Comment