POR FIN LLEGÓ EL VERANO. ¿QUÉ HAGO CON LA ALFOMBRA?

POR FIN LLEGÓ EL VERANO. ¿QUÉ HAGO CON LA ALFOMBRA?

Por fin y después de lo que nos ha parecido media vida llega el verano. Y con el verano el calor. ¿Tienes alfombras en casa?. Seguro que a estas alturas del curso, cuando las ves puestas te pica todo el cuerpo. Eso significa que es momento de retirarla hasta que vuelva el frío y apetezca sentir la lana en los pies de nuevo.

Por norma las alfombras son delicadas y caras y hay que tener un cuidado especial a la hora de almacenarlas. A continuación te damos unos consejos para que puedas hacerlo con éxito.

En primer lugar has de saber que la alfombra se guarda limpia. Si queremos encontrar en otoño la alfombra en perfecto estado hemos que tener en cuenta la limpieza. Lo mejor es llevarla al tinte ya que además de devolvértela limpia te la devolverán bien empaquetada. Si no puedes llevarla por cualquier motivo te recomendamos lo siguiente:

  1. Aspírala para quitarle el polvo y suciedad de estos meses.
  2. Lávala para eliminar la suciedad incrustada en los tejidos. Para hacerlo correctamente primero cepíllala con un cepillo de cerdas gruesas. Después disuelve un poco de amoniaco en agua siguiendo las instrucciones del fabricante. Frótala con fuerza con un paño mojado en esta solución. Después vuelve a pasar el cepillo peinando las fibras de la alfombra y déjala secar.
  3. La alfombra se ha de guardar seca. Para absorber los restos de humedad pueden usarse paquetes de bicarbonatos, sales o bolsas desecantes.
  4. Una vez seca, deberemos empaquetarla con papel de embalaje teniendo cuidado con los pliegues.

Para evitar que los tejidos sufran, es aconsejable enrollar la alfombra en horizontal en el momento de su almacenaje. Finalmente, guarda la alfombra en un lugar seco, fresco y sin luz natural, como por ejemplo en uno de nuestros trasteros.

Almacenar una alfombra es todo un proceso. Si sigues adecuadamente nuestros consejos seguro que evitarás el deterioro en los tejidos, los problemas de humedad, ácaros y polillas, conservando así la alfombra en perfectas condiciones para su próximo uso.

Esperamos haberte ayudado y feliz verano.

No Comments

Post A Comment